Aceites y abrasivos de bruñido SUNNEN

Lubricantes de bruñido SUNNEN para un mecanizado óptimo


Sólo el aceite de bruñido de calidad Sunnen puede cortar material y evitar un desgaste prematuro de abrasivo y la formación de rayas irregulares en el orificio.

El éxito en el proceso de bruñido en la industria metal-mecánica depende de la elección correcta del abrasivo y del aceite. Además, tiene una gran influencia en el coste de fabricación.

En muchos casos la importancia del aceite de bruñido se deja a un lado y esto puede ser un costoso error, ya que el éxito del proceso de bruñido depende de la precisión de ejecución en cada uno de los componentes del sistema de bruñido, máquina, herramienta, abrasivo y aceite de bruñido.

Con este sistema el arranque de material es más rápido, con menor consumo de abrasivo, y como resultado menor coste de bruñido por pieza.

SUNNEN ofrece distintos tipos de aceite, los más consumidos son el MB30 y CK50.

El aceite de bruñido Sunnen MB-30 asegura un coste de bruñido más bajo por piedra. Este aceite aporta una extrema lubricación que le permite utilizar presión de bruñido más alta y abrasivos más duros para obtener una acción de corte más rápida. Un aceite de bruñido ineficaz produce resultados de bruñido inconsistentes que conducen a un innecesario desgaste de abrasivo y eleva el ratio entre el abrasivo consumido y el material arrancado. Este ratio debe ser constante y puede servir como indicación de la efectividad del aceite de bruñido. Los lubricantes Sunnen son aplicables a todos los materiales desde el aluminio al zirconio y tienen una vida útil de al menos 5 años.

El aceite de bruñido Sunnen CK-50 se utiliza para bruñido, roscado por corte, escariado, taladrado o procesos similares que se realicen con velocidades de corte (bajas) que no produzcan neblina de aceite nociva. Está formulado especialmente para bloques de motor de fundición de automóviles y camiones y no debe usarse para bruñir otros materiales. Tiene baja viscosidad, crea menos película en el bloque del motor y se limpia fácilmente en tanques calientes o arandelas de pulverización, y es compatible con el sistema de filtrado de todas las máquinas Sunnen y de otras máquinas herramienta de otros fabricantes. Cada bidón es de 208 litros aproximadamente (183 kg).

En nuestro compromiso con la protección del medio ambiente, SUNTEC se encuentra adherida a SIGAUS, Sistema Integrado de Gestión de aceites usados, que se encarga de garantizar la recogida y correcto tratamiento del aceite industrial usado de toda España.


SIGAUS

Bajo cuatro principios fundamentales: responsabilidad, eficiencia, confianza y transparencia, SIGAUS hace posible una sociedad más sostenible actuando a través de un sistema integrado de gestión capaz de convertir un residuo como es el aceite usado en materia prima, evitando el consumo de recursos naturales y procurando la protección de nuestro entorno.

• Compromiso medioambiental

Evita la incidencia ambiental de un residuo peligroso, le otorgamos un nuevo valor como materia prima reduciendo el consumo de recursos naturales, y contribuimos de forma voluntaria a la mejora ambiental desarrollando actividades de responsabilidad social.

• Eficiencia económica

Realiza nuestra actividad optimizando los costes y reforzando nuestros recursos para asegurar la mejor y más completa gestión del aceite usado, de una manera asumible por el sector y dentro de los objetivos legales exigibles.

• Representatividad

La vocación de SIGAUS es ser un sistema abierto a la participación de cuantas empresas afectadas por el Real Decreto 679/2006 quieran cumplir con sus obligaciones medioambientales a través del SIG, con independencia del sector económico al que pertenezcan.

• Transparencia y colaboración

Como entidad sin ánimo de lucro, existe la obligación de reinvertir los ingresos y los posibles beneficios obtenidos en el fin social, lo que implica el máximo compromiso de transparencia hacia todos los agentes que participan en el SIG.

PROCESO DE RECICLAJE DEL ACEITE INDUSTRIAL USADO

Proceso de recuperación y reciclaje desde que este residuo peligroso se recoge en los talleres hasta que se genera con él un nuevo producto con valor en el mercado.

Cuando el aceite usado es retirado de los puntos de generación, es analizado y posteriormente trasladado a las distintas plantas de tratamiento donde el residuo se convierte en una importante fuente de materias primas para la fabricación de nuevos productos o la obtención de energía.

¿Qué se hace con el aceite usado?

Darle una nueva vida, infinitas veces, a través de tratamientos que permiten solucionar su naturaleza contaminante:

Regeneración: Es el proceso capaz de reintroducir el residuo nuevamente en el ciclo productivo. Consiste en eliminar los contaminantes presentes en el aceite usado y extraer aceite base para la fabricación de nuevos lubricantes, contribuyendo con ello a un importante ahorro de materias primas.

Valorización energética: Una opción que tiene grandes ventajas para los aceites usados que no pueden ser regenerados. Consiste en aprovechar el potencial del residuo, previamente tratado, como combustible de uso industrial similar al fuel óleo para generar energía. Puede ser utilizado en centrales térmicas de cogeneración eléctrica, cementeras, papeleras, hornos, equipos marinos o en otros procesos industriales.

Reciclado: El aceite usado también se puede someter a un reciclado material, siendo válido para producir otros materiales como betún asfáltico que luego se usa para telas impermeabilizantes o en el asfaltado de carreteras, pinturas, tintas, fertilizantes o arcillas expandidas.

¿Sabías que con SIGAUS se consigue…?

Beneficios ambientales

La gestión del aceite usado desde 2007 en España ha supuesto el logro de importantes beneficios ambientales, haciendo posible el ahorro de materias primas, energía y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

En SIGAUS saben que su labor es importante para nosotros y para el medio ambiente, ya que con esta actividad contribuimos a la reducción de emisiones de CO2 y el ahorro de materias primas gracias a la regeneración y valorización energética de los aceites usados que se recuperan, un residuo peligroso que puede contaminar la naturaleza que a todos nos gusta disfrutar.

Nuevas vidas para el aceite usado

El 100% del aceite usado recogido en España a través de nuestra red de gestión es valorizado, evitando su impacto contaminante sobre el medio ambiente. Y gracias a los distintos tratamientos se extrae del aceite usado un importante valor, para la producción de energía alternativa y materias primas para la elaboración de nuevos productos.

Regeneración
Con la regeneración de aceites usados obtenemos aceites base para formular nuevos lubricantes, y con ello evitamos el uso de materias primas y energía, y la emisión de gran cantidad de toneladas de CO2.

Este proceso es capaz de producir dos terceras partes del residuo en forma de bases regeneradas. Se calcula que de cada 3 litros de aceite usado se obtienen 2 litros de aceite nuevo, mientras que para obtener la misma cantidad de aceite a partir del primer refino del petróleo se necesitan cerca de 140 litros de este recurso natural no renovable, según datos de la Agencia norteamericana para el Medio Ambiente.

Además del ahorro de materias primas, ya que se evita consumir petróleo para refinarlo en nuevo aceite industrial, comporta ahorros de energía y emisiones de CO2, que son hasta un 40% inferiores a las que se producirían si el proceso de obtención de bases fuese el refino del petróleo. Junto a todo ello, es un proceso que puede repetirse infinitas veces, a pesar de las pérdidas de producto que se producen en cada tratamiento.

Valorización energética

Permite la fabricación de un combustible alternativo de uso industrial, sustitutivo del fuel óleo tradicional, y que es utilizado en grandes hornos en cementeras, papeleras, fábricas de materiales de construcción o en centrales térmicas de cogeneración eléctrica. A diferencia de la regeneración, la fabricación de combustible ofrece un rendimiento cercano al 100% respecto al volumen de residuo utilizado como input del proceso.

La Agencia norteamericana para el Medio Ambiente señala que un galón (3,7854 litros) de aceite usado procesado como fuel óleo contiene aproximadamente 140.000 BTU (British Thermal Units) de energía, afirmación que equivale a relacionar 1 litro de aceite usado con 10,84 kWh, la cantidad de energía necesaria para poner 11 lavadoras en un ciclo estándar.

Observatorio del Aceite Usado

El Observatorio del Aceite Industrial Usado es una plataforma digital que nace con el fin de ser una herramienta útil en la que mostrar cómo se genera el aceite industrial usado en España. Una muestra del valor del servicio universal de recogida que presta SIGAUS, con el que garantiza que el residuo sea recogido donde se genera en todo el territorio español, incluso aunque éste se localice en zonas rurales o de difícil acceso y aunque se concentre en pequeñas cantidades.

Consulta de datos por CC.AA:

A través de un mapa de España interactivo el usuario puede realizar consultas de una manera personalizada y segmentada, permitiendo analizar por cada Comunidad Autónoma una gran cantidad de contenidos que se muestran de manera interactiva y multimedia, como pueden ser datos sociodemográficos, información relativa a la generación y gestión del aceite industrial usado, operaciones de recogida junto a espacios protegidos, en el medio rural o junto a recursos hídricos, tipo de establecimientos que generan aceite usado, entre otras cifras y contenidos de gran interés.

¿Cómo se genera el aceite usado en España?

El aceite usado se genera en España de forma muy desigual: concentrándose en ciertos focos, pero dispersándose el resto de forma muy acusada, lo que implica una gran complejidad logística y coste económico.

¿Qué tipo de establecimientos generan aceite usado?

Talleres e industrias son las instalaciones generadoras más habituales, pero la generación de aceites usados se encuentra extremadamente atomizada produciéndose en otras actividades empresariales como hostelería, construcción, agricultura o comercio, entre otros.

¿Qué servicio se presta en áreas de especial riesgo ambiental?

A través de SIGAUS se recoge aceite usado en cerca de 3.500 municipios rurales, donde existe altos índices de fragmentación y dispersión del residuo que exige una operativa de recogida más compleja y costosa.

  • Arranque de material más rápido.
  • Menor coste de bruñido por pieza.
  • Mayor vida útil del abrasivo.
  • Lubricación extrema.
  • Muy eficaz como aceite de corte general para máquina-herramienta, taladrado, roscado y escariado.
  • Funciona en prácticamente cualquier metal, desde aluminio hasta circonio.

Tipos de máquinas

El aceite de bruñido SUNNEN más utilizado para todas las aplicaciones desde hace más de 40 años.
Contiene agentes lubricantes de alto rendimiento.
Abrasivos SUNNEN
Completa línea de abrasivos de bruñido tanto para sistemas Sunnen como para sistemas fabricados por otras marcas